Tema 3: Adaptaciones

3.3. Xerófitas o Plantas de ambientes secos

Factores Tipos de plantas

Agua y 
temperatura

poikilohídricas reviviscentes
homoiohídricas
mesófitas
tropófitas
terófitas efímeras
geófitas
xerófitas
Freatófitas
Reducción de órganos
Espinas
Suculencia
hidrófitas
higrófitas

Las xerófitas son plantas perennes capaces de soportar grandes sequías, sobre todo del suelo, por lo menos durante cierto tiempo. Se encuentran en desiertos, estepas y  roquedales áridos. En regiones con inviernos muy fríos las plantas de hojas persistentes tienen caracteres xeromorfos que previenen la desecación por heladas.  También muchas plantas epífitas poseen dichos caracteres. 

Presentan dispositivos diversos para facilitar la absorción de agua y evitar la evaporación.  Muchas plantas reducen el tamaño de la parte aérea o se ramifican escasamente, proporcionalmente está más desarrollado el sistema radical.

Las freatófitas (Ingrouille, 1992) como Eucalyptus y Prosopis tienen raíces profundas para absorber cantidades suficientes de agua del suelo casi seco. El xilema está muy desarrollado, tiene vasos de gran diámetro que permiten la circulación rápida del agua. 

Las formas esclerófilas presentan hojas pequeñas, verdes todo el año, coriáceas, poco jugosas, con baja relación entre superficie externa y volumen; el mesófilo frecuentemente está reforzado por esclerénquima. Muchas plantas siempreverdes tienen hojas revolutas para reducir la superficie de transpiración (Ericaceae); otras tienen hojas escuamiformes. 
El calentamiento excesivo del limbo se evita mediante la posición de perfil. En Eucalyptus el limbo es péndulo; otras plantas tienen hojas erectas.

Reducción de las hojas y formación de órganos aplanados. Los órganos aplanados, foliiformes, se forman para compensar la disminución de la fotosíntesis por la reducción de las hojas. Algunas plantas presentan nomófilos con filodios, pecíolos aplanados, de aspecto laminar, que frecuentemente persisten después que la lámina ha caído. En Acacia las hojas primordiales no desarrollan filodios.   

Fig.3.9,  Hojas con limbo péndulo en Eucalyptus

Fig.3.10, Filodios en Acacia

Limbo péndulo

Filodios ( Acacia)

Imagen modificada de Goebel (1900)

Espinas. Son formaciones agudas, aleznadas, a veces ramificadas, provistas de tejido vascular, rígidas por ser ricas en tejidos de sostén. 
 Pueden ser de origen foliar como en Acacia aroma, con espinas simples,  y en Berberis con espinas trifurcadas; las espinas de Euphorbia splendens, corona de Cristo, son estípulas modificadas.  
Las espinas pueden tener origen caulinar, es decir que son ramas reducidas a espinas, como sucede en  Prunus spinosa y y otras especies como Gleditsia triacanthos.  El tejido vascular de la espina es continuación del leño del tallo.  Hydrolea spinosa var. paraguariensis, planta palustre de nuestros humedales, presenta  espinas caulinares que a veces llevan hojas diminutas.
En cambio los aguijones carecen de tejido vascular,  y por ello son fáciles de arrancar.  Los aguijones de Ceiba speciosa, el palo borracho, y de Fagara rhoifolia son emergencias formadas por tejidos corticales del tallo. 

Fig.3.11, Espinas y aguijones
a. Espina foliar en Acacia b. Espina caulinar en Hydrolea spinosa
Espina foliar Espina caulinar
c. Euphorbia splendens, corona de Cristo, estípulas convertidas en espinas
Euphorbia splendens Estípulas transformadas en espinas
. d. Aguijones en  tallo de Fagara rhoifolia e. Aguijones en el tallo de Ceiba speciosa (palo borracho)
Aguijones Aguijones

Suculencia. Muchos xerófitos captan agua durante los cortos períodos de lluvia y la almacenan para la estación seca.  El agua puede almacenarse en diferentes tejidos:
a) Epidermis, como ocurre en las hojas de Piperaceae y  Ficus. 
b) Parénquima acuífero: cuando este tejido alcanza gran desarrollo los órganos adquieren consistencia carnoso-jugosa, y las plantas se denominan suculentas.  Presentan hojas suculentas Agave, Aloe y Mesembryanthemum

Fig.3.12, Plantas suculentas o carnosas
Crassula Aloe Agave
Planta suculenta Planta suculenta Planta suculenta

            En los tallos suculentos de Cactaceae y ciertas Euphorbia y Asclepiadaceae la reducción de las hojas es extrema, las plantas son áfilas.  

Fig.3.13, Tallos suculentos con hojas reducidas

Asclepiadaceae: Stapelia

Cactaceae

Tallos suculentos

Tallo suculento

Tallo suculento

La función asimiladora de las hojas es realizada por los tallos, cuya transformación se produce por reducción de ramas laterales, hojas reemplazadas por espinas y aumento de corteza para almacenar agua. Algunas Cactaceae presentan tallos aplanados llamados cladodios, con aréolas (yemas axilares reducidas) en los nudos y estrechamientos en los puntos de ramificación.

El caso extremo es el tallo esférico, con profundos pliegues y costillas que siguen los ortósticos . Estos tallos plegados pueden extenderse o contraerse según el parénquima acuífero esté más o menos repleto de agua.  La evolución de la suculencia en las plantas superiores está estrechamente asociada con un tipo especial de fotosíntesis llamado CAM [metabolismo del ácido málico de las Crasuláceas].

Fig.3.14, Cactaceae

 Cladodios en Opuntia

Tallos esféricos y plegados en Echinopsis

Cladodios Tallos esféricos

 

Las ramas que tienen crecimiento limitado, es decir que son braquiblastos, y presentan aspecto de hojas se llaman filóclados.  
Ej.: Ruscus aculeatus.

Fig.3.15, Filóclado de Ruscus aculeatus 

Filóclado

Imagen modificada de Camefort (1972)

Capítulo anterior Página Principal Capítulo siguiente

Tema 1 ] Tema 2 ] Tema 3 ] Tema 4 ] Tema 5 ] Tema 6 ] Tema 7 ] Tema 8 ] Tema 9 ] Tema 10 ] Tema 11 ] Tema 12 ] Tema 13 ] Tema 14 ] Tema 15 ] Tema 16 ] Tema 17 ] Tema 18 ] Tema 19 ] Tema 20 ] Tema 21 ] Tema 22 ] Tema 23 ] Actividades ] Tema 24 ]

 

Botánica Morfológica: www.biologia.edu.ar/botanica
Morfología de Plantas Vasculares - Facultad de Ciencias Agrarias, Sgto. Cabral 2131
2001- 2008 © Todos los derechos reservados 
Universidad Nacional del Nordeste
, Corrientes, Argentina
WEBMASTER: Dra. Ana Maria Gonzalez, CONSULTAS: Prof. Ma. Mercedes Arbo